Luego de una videoconferencia entre Adriana Cantero, Ministra de Educación de Santa Fe, y Nicolás Trotta, que conduce la cartera educativa a nivel nacional, se confirmó el retorno de las clases presenciales en la provincia. En este primer término serán los alumnos de primero y séptimo de escuelas primarias de la zona centro-norte de la provincia. En diálogo con Buen Santa Fe, el Secretario de Educación Víctor Debloc brindó detalles de esta confirmación y de lo que se piensa si esta prueba resulta exitosa.

Los últimos ajustes del plan provincial indican que la semana que viene volverían en 50 o 60 escuelas rurales del centro norte de la provincia, con pequeñas matrículas pensando en grupos prioritarios: primero y séptimo grado de la escuela primaria. Solo escuela primaria. Es escalonado, progresivo y gradual”, comenzó diciendo Debloc.

Y puntualizó: “desde la semana que viene, por eso todos los acondicionamientos de esta semana. Estamos incluyendo 800 alumnos y 300 docentes y asistentes escolares. En principio, grupos prioritarios. Primero y séptimo grado. Pero en algunas escuelas pequeñas, pueden venir algunos plurigrados. Algún docente puede enseñar a varios grados”.

Además, contó el arduo trabajo que se debió realizar en materia sanitaria y de protocolos. “El Ministerio ha trabajado 60 días en el planeamiento de lo que denominamos escuela segura: se les hizo llegar los kits para limpiar las escuelas. Ahora es todo distinto. Estamos hablando de no más de cuatro horas de jornada escolar para el turno mañana”.

Finalmente, se mostró escéptico con un retorno en las grandes ciudades. “Es una prueba, en algún sentido, porque es una reapertura. Si eso va funcionando muy bien, queremos el menor margen de error. Eso nos permitiría pensar en los grupos prioritarios de la secundaria, pero no sería en las grandes ciudades. Creemos que eso no va a ser posible”.