Este martes por la mañana llegaron al Hospital José María Cullen de la ciudad de Santa Fe 500 dosis de la vacuna Sputnik- V contra el coronavirus. Se trata de la segunda tanta, la primera fue recibida el pasado 28 de diciembre, y fue recibida por el secretario de Salud, Jorge Prieto, y el director del hospital Juan Pablo Poletti.

Prieto manifestó que “con la llegada del segundo componente de la primera tanda de 12.300 vacunas recibidas en diciembre. Creo que esto garantiza y da una tranquilidad a todos aquellos que voluntariamente han accedido a recibir la vacuna. También es una tranquilidad porque uno tenía la gente pensaba cuándo iba a llegar este segundo componente porque el covid es un tratamiento, algo a tener en cuenta es que son dos dosis consecutivas con un intervalo mínimo de 21 días y que podemos esperar a los 60 días”.

Poletti, por su parte, expresó que “fue gratificante ver la aceptación que tuvo en todas las áreas covid que se priorizaron, en todas las áreas críticas y los servicios satélites de terapia intensiva del área covid que fueron los primeros en vacunarse con la primera dosis. Igualmente, el porcentaje de aceptación que tuvimos hacia la vacunación fue alto y ahora estábamos expectantes de que llegue la segunda dosis para completar la inmunización del plantel y que de esta manera puedan trabajar más tranquilos y en forma cubierta por la vacuna para seguir dándole batalla al covid”.
En cuanto a la cantidad de dosis y vacunados, el director del nosocomio indicó que “tenemos ya a 850 vacunados con la primera dosis, en esta tanda llegaron 500 para ya ir poniendo la segunda dosis, luego en una segunda tanda llegarán las 350 restantes para completar casi el 70% del personal activo y el 100% de los trabajan en el área covid que se han querido vacunar”.

Por último, dedicó un mensaje a la población y sostuvo que “tal como lo dice el Ministerio, en esto no hay milagro, la vacuna es un componente más en esta lucha pero sin lugar a dudas hasta que se pueda inmunizar al 70% de la población para frenar la cadena de contagios, tenemos que seguir cuidándonos con el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de tapabocas, mentón, nariz y, sobre todo, ser responsables individualmente, sobre todo ahora en verano que hay reuniones que se quieren dar por el tiempo y las vacaciones, que lleva a que muchos adolescentes quieran juntarse. Tenemos que saber que esto no terminó que todavía estamos en un pico alto y que tenemos que seguir cuidándonos”.