El último robo que sufrió el ISEF durante la madrugada del domingo fue la gota que rebalsó el vaso de la indignación en los directivos del ISEF. No sólo se volvieron a sentir vulnerados y saqueados sino que también tuvieron que soportar que una de las ladronas quede atrapada en una reja y sea liberada a las pocas horas por su situación de embarazo y su falta de antecedentes condenatorios.

Patricia Frausin, directora del ISEF, sostuvo que “nosotros tuvimos un robo, no una tentativa. Nos llevaron dos computadoras completas, dos netbooks, una pava eléctrica y el único scanner que tenemos”.

Además, la directiva  manifestó su bronca porque esa mujer ya fue liberada y se consideró autora de una tentativa de robo.  

Por último, Frausin contó que el viernes vino una persona al ISEF a hacer algunas consultas que es muy parecida a la que se ve en los videos de las cámaras de seguridad.