Al exponencial aumento de contagios producto de la segunda ola de COVID-19, el agotamiento del personal médico y la falta de oxígeno en un sistema de sanitario funcionando al límite de su capacidad, se le suman un aumento del 1300% los medicamentos esenciales para el tratamiento de pacientes que se encuentran en terapia intensiva. Por otra parte, los ciudadanos no acatan las restricciones.

Miguel Ángel Capiello, asesor de Gobierno brindó detalles de la situación actual: “Estamos con situaciones críticas, la falta de oxígeno, hubo una reunión de último momento con los productores de oxígeno para que no exporten y tengamos la posibilidad de tener un elemento indispensable en esta pandemia. Y el otro problema que tenemos es el aumento del 1300% de medicamentos que se usan en terapia intensiva para intubar pacientes, que son los anestésicos. Esto genera una crisis muy importante.”.

“Si la situación sigue empeorando, vamos a tener que aumentar las restricciones, porque no hemos aprendido muchas cosas. Este fin de semana hubo fiesta clandestina, hubo mucha gente detenida, hubo un funcionario que tuvo que renunciar, necesitamos trabajar todos juntos. El Estado, el gobierno y los ciudadanos”, afirmó el funcionario.

El asesor detalló irregularidades que presenciaron en los recorridos para concientizar sobre los contagios: “La única forma de afrontar la pandemia es respetando las medidas. Hay un hartazgo social, en algunos lugares hay desobediencia civil y esto es lo que tenemos que evitar”.

El transporte público tiene que hacerse con las medidas que se han dispuesto, no ver colectivos llenos de gente, restaurantes, bares. Tiene que permanecer cerrados y si esto no es posible, deberemos volver a una fase 1. , sentenció