La Provincia anunció este viernes la “suspensión de las actividades educativas” durante los tres días posteriores al fin de semana largo. La totalidad de los sectores involucrados, como también los medios, interpretaron que dicha suspensión incluía las clases virtuales. Sin embargo, Adriana Cantero salió este sábado a aclarar que esa interpretación es errónea

La ministra de Educación explicó que lo que se busca es que, al igual que los alumnos, los docentes permanezcan en sus casas. La restricción, entonces, es para los desplazamientos a las instituciones.

No obstante, indicó la funcionaria, “nadie prohibió que el que quiera y pueda utilizar el recurso de  virtualidad  lo pueda hacer”. Es decir, que aquellos maestros que tengan la posibilidad de dictar clases por Internet sin concurrir a los establecimientos, están autorizados a hacerlo

La aclaración llegó en un momento en el que las críticas a la supuesta decisión de suspender la totalidad de la actividad educativa se multiplicaban desde todos los sectores. Incluso, desde la mañana de este sábado comenzó a conocerse un número cada vez más creciente de escuelas que no acatarían la decisión ministerial y que informaron a los padres sobre la continuidad de la actividad los días 26, 27 y 28 de mayo.