La Unión Tranviaria Automotor (UTA) realiza un paro nacional de 48 horas que rige desde la cero hora de hoy en el servicio de corta y media distancia y rige en todo el interior del país.

De acuerdo al comunicado de la UTA nacional, la medida se tomó tras el período de conciliación laboral obligatoria que fue ordenada por el Ministerio de Trabajo de la Nación “y después de cuatro meses de reuniones sin ninguna respuesta por parte de las empresas al pedido de incremento salarial para los trabajadores del transporte de corta y media distancia del interior del país”.

Lucas Crivelli, subsecretario de Transporte de la Municipalidad de Santa Fe, indicó que principal problema del transporte en el interior es la inequidad de subsidios que entrega Nación respecto de lo que reciben empresas del AMBA. “Si bien se han incrementado los recursos de la nación a los sistemas urbanos, siempre siguen siendo muy diferentes con respecto a lo que recibe Capital Federal y el AMBA y creo que es parte del primer problema que tenemos. Hay una inequitativa distribución de recursos y subsidios no sólo para el y transporte urbano de pasajeros, si consideramos los otros subsidios de movilidad que tienen en el AMBA como ser los trenes metropolitanos, los subtes, claramente la situación es diferente”.

Y agregó, “pensar que un trabajador, un chofer de colectivos en el interior tiene que cobrar el 40% menos de lo que tiene que cobrar en el AMBA, me parece que deja a las claras cuál es el nivel de inequidad”.

Además, el funcionario sostuvo que el sistema de transporte sufre de otros inconvenientes que se agravaron con la pandemia y el aislamiento también produjo una importante baja en el corte de boletos diarios. El sistema en Santa Fe está preparado para cortar 150 mil boletos diarios pero en marzo de este año de alcanzó un máximo  de 62 mil en en un día y la semana pasada sólo se cortaron 35 mil.