Un grupo de científicos de Rosario presentaron un informe que refleja una fuerte caída de la letalidad por coronavirus en Santa Fe gracias a la vacunación. Según el análisis de los casos diagnosticados, la proporción de muertes se redujo entre 2 y 5 veces si se la compara con quienes no recibieron dosis alguna.

El informe publicado este lunes da cuenta de una baja más pronunciada en la población más joven que fue inoculada contra el COVID-19. El trabajo toma como referencia los diagnósticos entre abril y mayo, llegando a registrar un fallecimiento sobre 779 contagios entre habitantes de 45 y 49 años que se infectaron y habían recibido una inyección.

Los resultados fueron publicados por el grupo interdisciplinario “Ciencia Rosarina contra el Coronavirus” y consideran como persona vacunada a la que había sido atendida al menos 28 días antes de dar positivo. Una de las principales conclusiones es que las vacunas tienen una efectividad mayor al 90% para prevenir muertes en menores de 65 años.

En lo que respecta adultos mayores, los números sugieren que la eficacia se mantiene por encima del 80% para prevenir decesos hasta 79 años. En el caso de pacientes de 80 o más, la caída de la letalidad fue menor.

Por otro lado, las vacunas también parecen haber generado una disminución de casos positivos. En este sentido, la efectividad oscila entre 65 y 70 por ciento en la franja etaria de 60 a 75 años y es menor a medida que aumenta la edad.

De acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Salud de Santa Fe, 1.222.149 personas ya recibieron al menos una dosis. En total se aplicaron 1.527.290 inyecciones, el 93,6% del total de medicamentos disponibles.