Trabajadores nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) continúa con la medida de fuerza por tiempo indeterminado que inició el jueves al mediodía y afecta tanto el transporte urbano en la ciudad capital como el transporte interurbano que cubren la zona centro – norte de la provincia.

Desde el gremio explicaron que el paro fue dispuesto ante la falta de pago de una diferencia salarial y del aguinaldo; desde la empresa Autobuses Santa Fe aseguraron que no hay dinero para afrontar la deuda e insisten en que el sistema de transporte atraviesa una crisis, no sólo por la insuficiencia de subsidios sino también por la importante disminución en el corte de boleto desde el inicio de la pandemia.

En tanto, el Ministro de Trabajo de la Provincia, Juan Manuel Pusineri, declaró que no dictarán conciliación obligatoria porque hay un motivo válido para la medida de fuerza y las partes deben negociar para resolver el conflicto. Hasta el momento no hay convocatoria a una audiencia formal, aunque sí conversaciones entre autoridades de UTA, representantes de las empresas involucradas y del Ministerio de Trabajo.

El secretario de Transporte de la Provincia, Osvaldo Miatello, aclaró que “todos los subsidios que tenía que pagar la Provincia están absolutamente pagados, es más, normalmente se pagan a mes vencido y nosotros estamos pagando a mes adelantado. El martes pasado pagamos 120 millones de pesos más, con lo cual llevamos en el año 1400 millones de pesos, la nación lleva otro tanto; de modo que se están haciendo los esfuerzos necesarios como para sostener un sistema donde la recaudación es una parte esencial. Si se toman esas medidas la recaudación cae, con lo cual se dificulta aún más la posibilidad de encontrar una solución”.

En el sur de la Provincia el servicio que se sigue prestando con normalidad, por lo que Provincia evalúa sancionar a las empresas que mantengan la deuda con los trabajadores del transporte interurbano. “En el sur se pagó más por parte de las empresas de lo que se pagó en el norte, entonces, eso generó otra relación con el propio sindicato y evitó, por lo menos hasta ahora, el conflicto. Por eso yo apelo a la responsabilidad empresarial en este sentido, ellos han firmado un acta con el Gobierno nacional donde el Gobierno nacional se ha comprometido a entregar una cantidad extra de subsidios que se va a hacer, pasa que todas estas cosas llevan tiempo”, aseguró Miatello.