El Consorcio Proyecto PAIS -creado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación- presentó su último informe sobre la vigilancia de variantes del SARS-CoV-2, donde se determinó que de 278 muestras obtenidas en la provincia de Santa Fe durante el período entre el 16 de abril y el 23 de junio pasado, en un 80,6% de los casos se detectó la variante Gamma originada en Manaos, Brasil. 

Todas las muestras estudiadas corresponden a individuos sin antecedente de viaje al exterior o contacto estrecho con viajeros.

En el resto de las muestras se detectaron las siguientes cepas del coronavirus:  en 11,9% de los casos la variante Llambda (Andina), en 5,7% casos la variante Alpha (Reino Unido), en 2 casos la variante Epsilon (California) y en 1 sólo caso la variante Zeta (Río de Janeiro).

Según informa el estudio, en ninguna provincia argentina  se detectó la combinación de mutaciones característica de la variante Beta (Sudáfrica), ni de la temida variante Delta (linaje B.1.617.2, India) en casos sin nexo epidemiológico con viajeros al exterior.

A nivel nacional, la principal variante encontrada por el Consorcio País en las últimas semanas epidemiológicas es también la denominada Gamma (Manaos), seguida por Lambda (Andina) y en menor medida, Alpha (Reino Unido). Las otras variantes mencionadas sólo se han hallado en forma esporádica.

Asimismo, en la última semana epidemiológica analizada se observa que el 100% de los virus SARS-CoV-2 que circularon en la CABA y el GBA corresponden a variantes o poseen mutaciones de interés en la región que no estaban presentes en la primera ola en nuestro país. En las demás provincias analizadas, si bien se detectan linajes de la primera ola de manera esporádica y/o heterogénea, también se repite el patrón de un incremento continuo de variantes a expensas de éstos.

El Consorcio Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2 continuará realizando la vigilancia molecular sobre los casos de circulación comunitaria, a fin de monitorear con rapidez la presencia de variantes de interés epidemiológico internacional y la emergencia de variantes virales locales. A la par, se seguirán caracterizando los genomas completos de SARS-CoV-2 que han circulado desde el inicio de la epidemia en diferentes regiones del país.