El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, estará este viernes con parte de su equipo en Rosario, donde se reunirá con la conducción sanitaria de la provincia y, por videoconferencia con los intendentes de esta ciudad, Emilio Jatón y el de Rosario Pablo Javkin.

La presencia del ministro se constituirá, además, en un respaldo a los anuncios que también este viernes realizará el gobernador Omar Perotti: un retroceso de fase de la cuarentena, para restringir la circulación de personas, con el objetivo de frenar el alarmante ascenso de la curva de contagios de coronavirus en los últimos días.“Estamos preocupados”, dijo al respecto González García, que avaló la idea de retroceder de fase: “Estamos llegando a números que ameritan cambios. Si no nos cuidamos podemos pasar un mal momento y estamos tratando que no suceda. Para eso no hay otra posibilidad que limitar la circulación de las personas. Si hay circulación comunitaria hay que aplicar medidas para que la situación no se desmadre”.

El funcionario nacional defendió la cuarentena como forma de combate del virus y sostuvo que justamente esa estrategia le permitió al país y también a Santa Fe solidificar su sistema sanitario para hacer frente a situaciones críticas como la que Rosario vive ahora.

Destacó que Argentina tiene una de las letalidades más bajas del mundo y que ese índice es incluso menor que la media nacional en Santa Fe.

“Pero si esto se desmadra empieza a haber un número de casos que no se puede atender adecuadamente. Esto no tiene que pasar”, agregó en referencia a la situación de la provincia y particularmente de Rosario.