Ginés González García y su equipo del Ministerio de Salud de la Nación llegaron este viernes a Rosario para mantener una reunión con el gobernador Omar Perotti, el intendente Pablo Javkin, y sus pares locales de la provincia  y de ese municipio, Sonia Martorano y Leonardo Caruana respectivamente.

“Hasta que tengamos la vacuna (para el coronavirus) tenemos la obligación de cuidarnos”, dijo al anunciar la ampliación de equipamiento sanitario para la provincia de Santa Fe y la cobertura de atención a quienes no posean obra social o prepaga.

Y agregó: “Veo que hay como un afloje de lo que fue una conducta ejemplar de los argentinos”. En esa línea, afirmó que “ese pacto social que teníamos todos, para algunos está roto, y hay que cumplirlo porque si no vamos a tener las consecuencia que empiezan a tener algunas provincias argentinas”.

González García anunció la firma de un convenio con el gobernador santafesino, Omar Perotti, para “ampliar la capacidad operativa al máximo” que posee la provincia en materia sanitaria.

“Le vamos a proveer en comodato respiradores, monitores, equipamiento para ampliar camas intensivas”, precisó el titular de la cartera de Salud.

El ministro también anunció que la Nación se hará cargo de los tratamientos de personas contagiadas con Covid-19 que sean atendidas en sanatorios privados aunque no posean cobertura de salud (prepagas u obras sociales).

Toda la red pública y privada de Santa Fe va a estar disponible para todos los santafesinos, tengan o no obra social”, dijo Ginés en declaraciones a Canal 3 de Rosario.

De todos modos, aclaró que “cualquiera sea la ampliación que se haga, si nosotros no paramos o disminuimos el nivel de los contagios -que tiene que ver con el nivel de circulación de la gente- cualquier sistema de salud del mundo, por muy generoso que sea, termina no pudiendo cumplir con sus objetivos”.

Así, el ministro llamó a “contener la circulación” de los contagios aunque dijo que no habló con el gobernador y el intendente de Rosario sobre las medidas que se anunciaron en procura de disminuir la movilización de personas ante la acelerada duplicación de contagios en el sur provincial.

Antes del encuentro con el ministro de Salud, Javkin dijo que “estamos en el momento más delicado desde que empezó la pandemia”. “Claramente -agregó el intendente- esta situación exige tomar medidas para no poner en riesgo lo fundamental: que cada persona que requiera atención médica la pueda recibir”.

De acuerdo al último informe, la ciudad de Rosario aumentó la tasa de duplicación de casos de coronavirus al pasar de 15 a 9 días.