El presidente de la Nación, Alberto Fernández se refirió a la polémica por el cierre de las exportaciones y aseguró que “el viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina”. Además confió en que esta semana se logre aprobar el acuerdo con el FMI en el Senado.

“Espero que esta semana podamos empezar a poner orden al tema de la deuda tremenda que heredamos. Y el viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina; vamos a terminar con los especuladores”, afirmó el mandatario al encabezar el acto de inauguración de la renovada estación Tortuguitas de la línea del ferrocarril Belgrano Norte, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Con respecto al cierre de exportaciones y el rumor sobre un posible aumento de las retenciones, Fernández confesó que hubiera preferido que “eso no nos pasara ahora, porque nos cuesta mucho recuperarnos”.

Además le atribuyó esta situación al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. “La mayor complicación económica que sufre el mundo es una una lucha tremenda por los alimentos, y vuelan los precios en todo el mundo”, concluyó.

En su discurso, Fernández explicó que la tarea es más difícil dada la inercia inflacionaria que dejó “sin guerra y sin pandemia” el macrismo.

“Nos ha tocado un tiempo muy difícil. Cuando creíamos que la pandemia nos dejaba el terreno libre, se desata una guerra en Europa”, lamentó el Presidente en su discurso.