El presidente Alberto Fernández aprovechó el acto en conmemoración por el Día de la Mujer para recriminarle a la oposición el rechazo al proyecto que ratifica el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Y en medio de su discurso describió al actual como su “primer mandato”, en un claro guiño a su idea de ir por la reelección.

“Quiero, Mario (por el intendente Ishii), que sepas que te prometo, que antes de que este gobierno, de que mi mandato termine, en este primer mandato que tengo, yo te garantizo que van a tener el polo industrial que necesitan para darle trabajo a todos los hombres y mujeres de José C. Paz”, lanzó.

El Gobierno negocia por estas horas con el bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados para intentar emitir dictamen de comisión este martes y llevar el tema a la sesión del próximo jueves.

“Con Néstor (Kirchner) nos recuperamos y esa recuperación siguió con Cristina, pero en 2015 llegó Mauricio Macri y todo volvió a ser como fue antes”, afirmó el Presidente, con un tono por demás eufórico.

Fernández sostuvo que la administración macrista “endeudó al país como nunca nadie había endeudado a Argentina”.

“Esto no hay que olvidarlo porque esta deuda que me toca a mí negociar y ver cómo se paga no la contraje yo, la contrajo el gobierno que me precedió que hoy esta discutiendo si acepta o no el acuerdo que estoy proponiendo”.

La advertencia de Ishii: “Cuando se hizo la lista estaban escondidos”

El intendente de José C. Paz, Mario Ishii, anfitrión del acto, fue uno de los oradores y aprovechó su momento para enviar un mensaje a los diputados del Frente de Todos que plantearos sus diferencias en torno al proyecto que ratifica el acuerdo con el FMI.

“Quiero decirle a esos compañeros que hoy tienen la responsabilidad de ocupar una banca nacional en representación de nosotros, porque cuando se hizo la lista estaban escondidos, no los encontramos, y se pusieron en la lista, ahora que voten lo que necesita el Poder Ejecutivo, que no traicionen la pueblo”, lanzó en una referencia sin sujeto pero que sonó como un dardo a Máximo Kirchner y La Cámpora.

Ishii consideró que la Argentina “no puede entrar en default”. “Sería una catástrofe nacional, queridos compañeros”, sumó.

“Ninguno de eso que salen hoy a hacer movilizaciones porque queremos refinanciar -como podemos no como queremos-, ninguno salió a quejarse cuando nos endeudaban”, fustigó.

El intendente dijo que el gobierno de Macri “agarró un país desendeudado y nos entregó, cuatro años después, un país en el abismo prácticamente sin salida, endeudado.No es que que se fue la plata, se la robaron”.

Por último Ishii envió un mensaje claro a los diputados del Frente de Todos que se mostraron contrarios a apoyar el acuerdo con el FMI: “A los legisladores les pido coherencia y que no sean traidores”.

El mensaje sonó nuevamente dirigido al oficialismo.