Una mujer de 56 años llegó hasta la sede la Subcomisaría 2° del barrio Santa Rosa de Lima, y denunció que su nuera de 25 años, a la que identificó como F. R. L., la apuntó con un arma de fuego y la amenazó. La víctima se mostró aterrorizada por el suceso, y así se lo expresó a la mujer policía que recibió la denuncia.

Frente a la gravedad e inminencia potencial de peligro para la mujer, los policías llevaron a la mujer a su vivienda familiar,  cuando estaban llegando, divisaron a la mujer que la amenazó cuando caminaba con su pequeño hijo y llevaba colocada una mochila en su espalda. Los policías la detuvieron, y una mujer policía revisó la mochila de la cual le secuestró una pistola calibre 9 milímetros con un cargador colocado con 12 balas, otro cargador con la misma cantidad de proyectiles, y una bolsa con otras 20 balas del mismo calibre.

Se trata de un arma de guerra, que tenía la numeración adulterada, y que presentaba buenas condiciones de conservación y de funcionamiento. La mujer de 20 años quedó aprehendida, y posteriormente hicieron entrega del menor a los funcionarios de la Subsecretaría del Menor, la Niñez y la Familia.

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Bárbara Ilera, que ordenó que la mujer aprehendida siguiera privada de su libertad, que sea identificada y que se le forme causa como presunta autora de los delitos de amenazas y de portación indebida de arma y de munición de guerra.