Antonio Donello, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, rescató la creación de puestos de trabajo, revitalización de las pymes del sector y freno a la importación como el círculo virtuoso que asegura el crecimiento y permite la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadorxs

Tras el profundo impacto de la pandemia generada por el covid-19 en salud pública, pero también en las variables económicas y sociales, existen indicios reales de recuperación o, si se prefiere, de “rebote” en un amplio abanico del entramado social.

Uno esos aspectos es la recuperación de puestos de trabajo. En efecto, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, aseguraron que se recuperaron algo más de dos mil puestos de trabajo en los últimos diez meses. “A nivel nacional y, en el mismo período, se crearon alrededor de 20 mil puestos de trabajo. La industria metalúrgica viene creciendo”, dice Antonio Donello, secretario general del gremio.

Es preciso recordar que en Rosario hay unos 15 mil trabajadores metalúrgicos, y a nivel nacional, el número asciende a unos 200 mil.

Uno de los ejes del repunte de actividad industrial responde a la prohibición del Estado Nacional de importaciones de productos que competían directamente con la industria local.

“La decisión del gobierno nacional de cerrar la importación de muchos productos que entraban de afuera, le dio oxígeno a la industria. Con pandemia incluida generó mejores expectativas para el sector que el gobierno de (Mauricio) Macri”, remarca Donello.

Consultado por el encuentro de la Confederación General del Trabajo (CGT), de la cual la UOM es actor principal, con el presidente Alberto Fernández, Donello señalo que “la reunión fue muy positiva, donde el eje del debate estuvo puesto en que las paritarias esté por encima de la inflación y en esto todos estamos de acuerdo”.

Y agregó: “Esto es verdaderamente clave. Porque el desarrollo del mercado interno es lo que nos va a permitir el crecimiento necesario. Para eso es vital recuperar el poder adquisitivo de las y los trabajadores”.

Creación de puestos de trabajo y revitalización de  las pymes

Vale recordar que la paritaria del sector (que es de abril a abril) cerró a fines de abril pasado en un 35,2 por ciento hasta noviembre próximo. Así,  para fin de noviembre o principios de diciembre se reactivará la cláusula de revisión para negociar el aumento salarial para los meses de enero, febrero y marzo de 2022.

Los sectores más favorecidos tras la recuperación económica son los de la “línea blanca” (electrodomésticos), el rubro de máquinas agrícolas, carrocería y pymes que elaboran materiales para otras grandes empresas de la zona.

En este sentido, Donello destaco el rol de las pequeñas y medianas (pymes). “En la mayoría de los sectores se recuperaron puestos de trabajo. Pero en las pymes la recuperación es muy importante, a tal punto que algunas que estaban a punto de cerrar hoy están contratando empleados, otras que con Macri cerraron ahora están reabriendo”, remarcó Donello.

Y agregó: “Hoy, con casi dos años de pandemia, estamos mejor que con el gobierno de Macri. Esto pone de relieve la relevancia de un estado presente, lo cual no es una consigna, es asumir como Estado la armonía vital y necesaria entre capital y trabajo. La industria la pasó muy mal. Si no hay desarrollo industrial es imposible generar trabajo, y por ende, bienestar genuino. Los problemas se solucionan con trabajo y sin industria no hay trabajo”.

Constitución de un salario universal o reducción de la jornada laboral

Otro tópico que planteó el dirigente gremial es la cuestión del “salto tecnológico”. En este sentido, señaló que para resolver el aspecto de la producción sin afectar los puestos de trabajo los caminos a transitar son la constitución de un salario universal o la reducción de la jornada de trabajo. “No vemos en lo inmediato otras alternativas, puede ser también una combinatoria de ambas medidas, pero el camino es por acá”, detalló Donello.

Con todo, el dirigente metalúrgico remarcó que otra de las cuestiones que los mantiene muy preocupados son los grandes aumentos de insumos en la obra social.

“Si la UOM aumenta un 40 por ciento su paritaria, la obra social recauda un 40 por ciento más, pero si los costos de los insumos, los medicamentos y de casi todos los servicios aumentan un 100, o 200 por ciento se genera una brecha y se hace más difícil brindar salud con nuevos tratamientos que son muy caros. Los costos son altos y el Estado debe tomar nota de esta situación. No sólo estamos hablando de un sistema solidario ejemplar como son las obras sociales, estamos hablando de la salud de las y los trabajadores”, remarcó Donello.

Finalmente y en relación a las elecciones del próximo domingo Donello fue categórico: “Siempre trabajamos por la unidad, en cualquier contexto y mucho más en este. Perder las elecciones sería una tragedia para el pueblo. Es lo que nos enseñó (Juan Domingo) Perón. A veces se logra otras no. Pero ese es nuestro norte: Unidad, Solidaridad y Trabajo, lo demás es puro cuento”.