Este martes, se dio comienzo a un nuevo paro de los docentes universitarios, informaron desde la Asociación de Docentes de la UNL (Adul).

Será por 48 horas, ante la dilación por parte del Gobierno nacional para la recomposición salarial del sector.

El objetivo es que “ningún salario quede por debajo de la inflació”. “Con el actual acuerdo paritario, nuestros haberes han quedado, al mes de abril, 10 puntos por debajo de los índices inflacionarios”, señalaron desde los gremios universitarios.

En Santa Fe, Adul lleva adelante la huelga en las diferentes unidades académicas de la Universidad del Litoral, con dispar adhesión.

El plenario de Secretarías Generales, realizado el 30 de mayo, convocó este paro como parte del plan de acción gremial en defensa del salario. La Conadu convocó también a Asociaciones de Base nucleadas en la otra federación a que se sumen a estas medidas de acción directa.

“Llamamos a organizar y trabajar fuertemente para que las 48 horas de paro del 7 y 8 de junio visibilicen nuestros reclamos para que los salarios de la docencia de las Universidades Nacionales superen la inflación -dijeron en un comunicado-. Con el actual acuerdo paritario, nuestros haberes han quedado, al mes de abril, 10 puntos por debajo de los índices inflacionarios, agregaron.

“Además de los reclamos salariales, también exigimos la eliminación del impuesto a las ganancias sobre el salario, el adelanto al mes de junio de los incrementos jubilatorios docentes, un bono por conectividad y el refuerzo presupuestario para las obras sociales universitarias”, insistieron.