El actual diputado nacional, Luis Contigiani, decidió dar un paso al costado en la competencia para renovar su banca en el Congreso luego de marcadas diferencias con su compañero de fórmula, Jorge Boasso, candidato a senador nacional por Primero Santa Fe.

El motivo: la cartelería que utilizó el exintendente de Rosario y que muestra a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner esposada y con un traje a rayas.

“Es una situación que es grave para mi manera de ver. La cartelería pública traspasó los límites que en Democracia no hay que permitir que se traspase. Tiene que ver con el escrache, la violencia y la estigmatización. Es una actitud antidemocrática, antirepúblicana, de condena y de censura”, aseguró Contigiani

Los dichos fueron contestados por Boasso a través de su cuenta de Twitter, quien escribió: “Violencia son las amenazas del Ministro de Seguridad a un humorista con sus hijos como blanco. Eso es violencia, no una campaña política que pretende reflejar lo que la gran mayoría de los argentinos queremos que es dejar atrás y decirle basta a Cristina y a los K”.

“Si esto ocurre dentro de mi espacio político implica mucho. Yo no estoy de acuedo, soy una persona de diálogo, que trata de salir de la grieta del poder, un hombre que está hablando siempre de los temas federales, productivos, de desarrollo. Intentando de encontrarle la vuelta a este país, y no creo en este tipo de situaciones”, enfatizó Contigiani

Unas horas antes, el Partido Justicialista de la Provincia de Santa Fe había lanzado un comunicado para expresar “su máximo repudio y rechazo a la campaña del odio” del candidato a senador nacional, Jorge Boasso, contra la expresidenta.