Aunque todo indica que el Covid va camino a convertirse en una virosis más de las tantas que circulan en forma habitual, la suba de casos registrada en los últimos días llama la atención. El incremento se registra en todas las grandes ciudades del país y las de Santa Fe no son la excepción. Es más, la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti señaló este miércoles que hace dos semanas que se nota un incremento de los casos de coronavirus.

Después de un verano complicado, con un incremento estrepitoso de los contagios (no así de las hospitalizaciones y muertes) a causa de la variante Ómicron (sublinaje BA1), la curva mostró un descenso importante y se mantuvo así hasta llegar a marzo y casi finales de abril con un número muy bajo de positivos.

Aunque Ómicron es la responsable de los contagios en ese momento en el sur de Santa Fe se registró un cambio, el sublinaje es ahora el BA2.

Para la Organización Mundial de la Salud los tres sublinajes conocidos hasta ahora de Ómicron (BA1, BA2 y BA3) son considerados de preocupación, especialmente por su alto nivel de contagiosidad y cuando las tasas de vacunación contra el Sars Cov 2 son bajas.

Según los especialistas, BA2 pude ser más contagiosa que BA1, pero los síntomas que genera son parecidos: fiebre, dolor corporal, resfrío fuerte, tos.

Como la habían previsto las autoridades sanitarias en Santa Fe y Rosario, en los últimos días el escenario epidemiológico empezó a cambiar lentamente.

La positividad en la ciudad sigue siendo baja, del 2%, según el último informe de la Secretaría de Salud municipal, pero se están moviendo otros indicadores que los infectólogos y epidemiólogos tienen en cuenta para analizar lo que se viene: la reproducción de casos, la incidencia y la razón de casos es más elevada que la semana anterior.

La ministra de Salud provincial, Sonia Martorano, dijo este lunes que “el aumento (se pasó de 412 casos notificados la penúltima semana de abril a 623 en los últimos siete días contabilizados) está dentro de los parámetros esperados”.

De hecho, en marzo, la funcionaria dijo en más de una oportunidad que con el quite de las restricciones más la llegada del frío, cuando la gente pasa más tiempo en espacios cerrados y no ventilados, se iba a producir otro pico de casos de Covid, probablemente no tan estrepitoso como el de enero pasado.

De allí que se insista desde la salud pública provincial y municipal que se cumpla con el esquema de dos dosis de vacuna contra el Covid, más primer y segundo refuerzo (cuarta dosis en los casos que corresponde) con un intervalo de cuatro meses entre dosis.

Aunque el barbijo dejó de ser obligatorio en Santa Fe la recomendación sigue siendo que se use en espacios cerrados sin ventilación cruzada, en el transporte público y en las instituciones de salud (sanatorios, clínicas, hospitales).

En el sur santafesino

Según informó a La Capital Adriana Giri, viróloga a cargo del equipo de profesionales que hace seguimiento de variantes de Covid en Rosario (y que depende de Proyecto País), en Santa Fe Omicron BA2 empezó a circular el 20 de marzo (especialmente en Rosario y zona) “representando ya en abril el 50% de los casos positivos de Sars Cov 2).

“El número de positivo sigue siendo igualmente bajo pero en el sur provincial estamos viendo que Omicron BA2 tiende a ser mayoritaria, no así en Santa Fe capital y centro norte”, señaló.