El representante de Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros (ATAP), Rodolfo Wagner, hablo acerca de la situación de provisión de combustible para el transporte interurbano y dijo que el servicio está garantizado de manera normal hasta el lunes. De ahí en adelante, en caso de haber dificultades, se evaluará restringir algunos servicios. Además, la preocupación se hace mayor porque se acerca Semana Santa. Por otro lado, indicó que actualmente las estaciones les entregan un tercio del combustible que consumen habitualmente por día.

“Estamos complicados con la distribución del combustible. Nos están entregando con cupos menores a lo solicitado y a lo que era habitual. Día a día estamos en contacto con las petroleras y las estaciones de servicio para que nos puedan suministrar la cantidad requerida, pero ellos mismos están con problemas para recibir”, señaló Wagner.

En este sentido, están en condiciones de cumplir los servicios con normalidad hasta el lunes. “Si no se entrega a partir del lunes el suministro de forma más habitual, ya estaríamos en dificultad para poder cumplir todos los servicios. Se está evaluando suspender algunos servicios que son improductivos o algunos servicios nocturnos cosa de no afectar a la población que usa los servicios con mayor carga”, explicó.

En el caso de Semana Santa, al ser uno de los fines de semana que más movimiento registra en transporte, se prevén una serie de refuerzos por la cantidad de pasajes demandados, por lo que esperan a que se resuelva el conflicto la próxima semana para poder abastecer a la demanda.

“En el caso de mi empresa, consumimos 90 mil litros al mes, con un promedio de 3 mil litros por día, y hoy estamos día a día consiguiendo de a mil litros. Estamos dosificando la carga en los coches para que todos tengan un poco de combustible y lleguen a poder recargar”, detalló Wagner.