La propuesta busca sensibilizar a las infancias sobre el uso de la vía pública, ya sea como peatones, ciclistas, usuarios de transporte público o pasajeros acompañantes. Las capacitaciones se realizan en los ocho predios a los que asisten 3500 colonos y colonas.

La Municipalidad avanza con capacitaciones sobre seguridad vial para las infancias, en los distintos predios en que se desarrollan las colonias de verano municipales. De este modo, de la mano de las reconocidas naranjitas, niñas y niños aprenden sobre el uso de la vía pública.

En el distrito La Costa, más precisamente en el Camping de STIA (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación), colonos y colonas participaron de una charla en la que se brindaron herramientas sobre el uso de la vía pública, ya sea como peatones, ciclistas, usuarios de transporte público o pasajeros acompañantes, para el cuidado de la vida.

La propuesta, desarrollada por el área de Seguridad Vial de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal, tiene como objetivo estimular en el entramado de las colonias de vacaciones la educación vial, entendida desde el enfoque de una construcción de convivencia comprometida y en permanente relación con el cuidado de la vida. Además, busca recrear la educación del transeúnte mediante situaciones centradas en la reflexión y la toma de decisiones en diferentes contextos y acontecimientos.

Aprender jugando

Al predio ubicado en Colastiné Norte concurren cerca de un centenar de niños y niñas de entre 6 y 13 años, quienes diariamente están acompañados por un equipo pedagógico para el desarrollo de distintas propuestas.

La secretaria de Integración y Economía Social, Ayelen Dutruel, explicó que la charla sobre seguridad vial forma parte de un conjunto de acciones vinculadas a promover la concientización. Al respecto, destacó la importancia de que los más chicos “aprendan jugando, con la generación de dispositivos que puedan ser usados tanto por niños como por adultos y que eso después se replique en sus familias para que, de algún modo, generen conciencia”.

Dutruel indicó que la visita de las naranjitas “se suma a otras actividades que se despliegan en las colonias, que se van sumando y tienen que ver con pensar la salud y los derechos de los de los niños y las niñas”.