Fueron tres noches solidarias, entre el viernes 4 y el domingo 6, durante las cuales vecinos y vecinas de la ciudad, como así también de localidades aledañas, se acercaron para disfrutar de la música y hacer su aporte.

La edición Nº 34 del Festival Folklórico de Guadalupe, un canto solidario, se extendió durante las noches del 4, 5 y 6 de febrero en un nuevo escenario rodeado de verde y con un clima ideal para disfrutar del arte de la música y la danza: el Anfiteatro “Juan de Garay”, ubicado en el Parque Sur.

De estas jornadas participaron prestigiosos artistas de distintos puntos del país. Como estaba programado, Las dos Marías, el ballet La Urdimbre, Coty Hernández, Brisas del Norte, Padularrosa Romero, Karen, Evangelina Gacio, Ballet Yapeyú, Kaymanta, Daiana Colamarino, El Indio Rojas, Los Caldenes, la Compañía Argentina de Danzas, Cordiales, Efraín Colombo y Monchito Merlo subieron al escenario para encontrarse con el público.

El valor de las entradas fue destinado a la compra de pañales y alimentos no perecederos. No obstante, quienes todavía quieran sumarse a la campaña solidaria, pueden acercar su donación a la basílica Nuestra Señora de Guadalupe.

En la segunda noche, el intendente Emilio Jatón participó del evento, entregando reconocimientos a los integrantes de la Comisión Organizadora del Festival. A ellos les agradeció el esfuerzo que hacen cada año, para concretar esta fiesta tradicional de la capital santafesina.

Durante la apertura, el secretario de Educación y Cultura de la Municipalidad, Paulo Ricci, se refirió a esta tradicional celebración y aseguró que la de este año fue “una edición especial, singular, distinta a lo que habitualmente suele suceder en la Plaza del Folklore, junto a la basílica”.

El funcionario recordó que conforme a los protocolos vigentes de cuidado, junto a la comisión y a los organizadores del Festival, consensuaron un nuevo escenario “para que se pueda hacer en modo presencial en este hermoso anfiteatro recuperado que tiene todas las condiciones, no solamente de distanciamiento, sino para disfrutar de los espectáculos folklóricos programados para estas tres lindas noches de febrero”.

Por su parte, el presidente de la Comisión Organizadora del Festival, Oscar Roa, destacó el nivel de los artistas que se sumaron para brindar su música y su danza sobre el escenario. “Como todos saben, a mediados de enero tuvimos que suspender el festival, y no queríamos dejar de hacerlo”, rememoró. Según sostuvo, “hablamos con la gente de la Municipalidad para ver si podíamos concretarlo en este hermoso predio y enseguida nos dijeron que sí, y nos pusimos a trabajar para ver si lográbamos pasar la cartelera del mes de enero a febrero y casi todos los artistas pudieron”.