En medio de los incendios que afectan a distintas zonas del país, el Gobierno prepara una nueva Ley de Humedales luego de que la iniciativa perdiera estado parlamentario en diciembre pasado.

El proyecto de Ley de Humedales no ingresó en el temario de las sesiones extraordinarias, y de esta forma por tercera vez se truncó su tratamiento en el Congreso, como ya había sucedido en 2013 y en 2016.

En este marco, la gestión de Alberto Fernández anticipó que redactará un nuevo proyecto para intentar por cuarta vez darle tratamiento y convertirlo en ley.

La cartera de Ambiente y Desarrollo Sostenible trabaja en la redacción del nuevo proyecto, que estará acompañado de uno para crear más Parques Nacionales y otro para profundizar la protección de especies, supo NA.

La iniciativa, entre otras cuestiones, busca regular las actividades que se realizan en esos ecosistemas, pero choca contra la resistencia de sectores como la agro ganadería, la megaminería y el negocio inmobiliario.

En agosto de 2020, miles de personas cortaron el Puente Rosario-Victoria para manifestarse contra los incendios en el Delta del Paraná y exigir una norma que protegiera a los humedales.

A principios de este año, se produjeron incendios en el Delta y en otras zonas del país, como la Patagonia, que afectaron cientos de miles de hectáreas, lo cual volvió a poner en el centro de la escena el tema de la protección de humedales.

La ley que acabe de perder estado parlamentario ponía el foco en la protección y conservación de la biodiversidad, con la tipificación de la quema de humedales como delito penal y sancionado con fuertes multas.

Un humedal es un tipo particular de ecosistema que se caracteriza por la presencia de un suelo fundamentalmente hídrico, no drenado y que se mantiene saturado de agua de manera temporal o permanente.

El mismo posee una fauna y una flora que le son propias y son reguladores de temperaturas, morigeran los efectos de las inundaciones, retienen excedentes hídricos, además de atenuar los efectos de sequías prolongadas, entre otras características.

En la Argentina, los humedales ocupan el 21 por ciento del territorio.