El presidente del club Villa Dora brindó detalles sobre la vuelta de los bailes

Read Time:2 Minute, 48 Second

El presidente del club Villa Dora, Adrián Ramseyer, dio detalles de la vuelta de los bailes el próximo domingo y manifestó que no estuvo mal parar por unas semanas para reflexionar y diagramar un operativo de seguridad nuevo. Indicó que están abiertos al diálogo con vecinos, pero que no van a permitir críticas con mentiras o malintencionadas.

“Después del dolor que sentimos cuando recibimos la cédula que suspendamos por quince días el baile, enfriándonos un poco creemos que no estuvo mal. Estuvo bueno parar un poco la pelota, porque uno en la vorágine de seguir con el club y tratar de mantener los recursos más importantes del club por ahí se te escapan detalles que uno no se da cuenta”, explicó Ramseyer.

Han sido tres fechas suspendidas para el club que Ramseyer consideró como “no menor”, en relación al atraso que produjo en el pago de los salarios. Sin embargo, señaló que se han reunido con el Ministerio de Seguridad, con la Policía y con la Municipalidad en la que se llegó a un acuerdo.

“Se llegó a un buen acuerdo de hacer un nuevo operativo policial. Desde ahora nos toman como evento masivos, donde el ingreso y el egreso se van a hacer de una forma distinta, va a haber cortes de calle y se va a utilizar un sistema de tribuna segura, donde cada uno va a tener que dar el número de documento para que vean en el sistema si no tienen mal comportamiento en eventos públicos o si tienen antecedentes”, detalló el presidente del club.

De esta manera, se aumentó la cantidad de efectivos que paga el club para los bailes, que pasaron de 18 a 30. “Si es para bien, si es para que no vuelva a pasar lo que pasó, lo aceptamos”, señaló.

“Tenemos una ansiedad por el baile del domingo como si fuese que hace diez años que no lo hacemos”, añadió. En este sentido, consideró que será “un baile normal como el 99,99% que hacen en Villa Dora”.

En cuanto a la relación con los vecinos, Ramseyer sostuvo que no hubo ningún contacto después de la reunión donde habían planteado al club el reclamo de suspender definitivamente los bailes.

“Fueron a la Municipalidad, fueron a la Defensoría del Pueblo. La Municipalidad nos convocó después de que fueron ellos. Nos dijeron que vamos a tener que hacer una reunión de conciliación con los vecinos, a lo cual le dijimos que sí. Nos citaron para el jueves de hace dos semanas a las 9 de la mañana y cuando estábamos estacionando, nos llaman de la Municipalidad para decirnos que los vecinos se iban a presentar”, explicó el presidente del club.

El 7 de junio será la oportunidad de reunirse con la Defensoría del Pueblo, en la que el club espera a que asistan finalmente los vecinos a dialogar.

“Nosotros sabemos que lo que pasó no es un caso menor y comprendemos la mayoría de las cosas que exigen, la entendemos, pero cuando ya se hizo una grieta que empiezan mentiras y agresiones hacia el club, no aceptamos de ninguna manera. Entendemos el ruido que generan las motos, de un auto que pasa con la música a todo lo que da, las dos balaceras que hubo en un mes, pero de ahí en más todo lo otro no. No aceptamos las mentiras, las agresiones”, concluyó.