Santiago “Toto” Mare, uno de los goleadores de Los Pumas para conseguir el bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio , recordó hoy a aquellos compañeros que fueron parte del proceso pero no pudieron estar en la lista final y destacó que esos rugbiers fueron “el motor” del logro deportivo.

“No se puede describir en palabras, hicimos muchas cosas, nos perdimos muchas otras, pero el grupo fue lo mejor de todo esto en estos cinco años”, aseguró Mare, quien recordó el camino desde aquel sexto puesto en Río 2016. En ese sentido, no olvidó a todos aquellos compañeros que no pudieron formar parte de la lista definitiva del entrenador Santiago Gómez Cora para este certamen en tierras niponas, que terminó con la medalla de bronce colgada en el pecho.

“Nosotros jugamos por el de al lado, por los que no están, por los que se quedaron en Argentina, creo que ellos fueron el motor de este equipo, así que les agradezco de corazón”, destacó Mare, muy emocionado por haber conseguido la primera medalla para la delegación albiceleste y para el rugby en particular.

En el mismo sentido se expresaron Marcos Moneta, que con apenas 21 años fue uno de los baluartes del equipo, e Ignacio Mendy, el hombre que convirtió el try que le terminó dando la victoria sobre Gran Bretaña por 17-12. “Tener la medalla colgada, lo que venimos a buscar, es una satisfacción enorme”, remarcó Moneta, que consiguió la medalla dorada en los Juegos de la Juventud de Buenos Aires 2018.

“Es una sensación increíble e inexplicable, no sabía si seguir corriendo o apoyar. Tuvimos mucho laburo, lo soñé todos los días cuando me iba a dormir”, cerró Mendy.