Los trabajos, cuya inversión supera los 5.200 millones de peso, fueron autorizados por el Gobierno nacional y serán realizados por Aguas Santafesinas. 

“Llamamos a licitación en octubre con el gobernador Perotti. Esto nos va a permitir mejorar sustancialmente el servicio y darle previsibilidad al crecimiento de una ciudad como lo es Santa Fe”, aseguró el presidente de ASSA, Hugo Morzán

La planta potabilizadora fue inaugurada en 1907, luego en 1996 se puso en funcionamiento la sala de filtros y este año vamos a ampliar la planta, la obra permitirá aumentar la producción en un 75%, cubrirá la demanda hasta el 2050 y llevará el servicio a barrios que hasta ahora no pudieron acceder.

Los trabajos incluyen la construcción de una nueva toma de captación de agua cruda, nuevos módulos de potabilización de alta tasa, diferentes reformas y mejoras operativas en sectores de producción, sistema de tratamiento de lodos, descarga de efluentes, y un nuevo laboratorio de calidad, y tienen un plazo de ejecución de 24 meses.