Como parte de los operativos de control vehicular rutinarios que lleva adelante la Municipalidad de Santo Tomé, entre los meses de enero y abril se labraron 1.682 actas de infracción y se retuvieron 178 motos y 24 automóviles.

Dichas acciones son llevadas a cabo por la Dirección de Seguridad Ciudadana y Policía Municipal junto a efectivos de Policía de la Provincia, con el objetivo de resguardar la seguridad de los ciudadanos y alentar una conducta vial responsable.

En este marco, días atrás se desarrolló un nuevo operativo en la intersección de las calles 25 de Mayo y San Martín. Durante dicho procedimiento se labró un total de 14 actas de infracción, mientras que 9 moto vehículos fueron retenidos por infracciones graves.

“Los controles buscan fomentar el cumplimiento de las normas de tránsito para contribuir a la seguridad vial, disminuir los índices de robos de motos y de esta forma, desalentar el uso de estos vehículos para cometer ilícitos”, subrayó Virginia Monzón, directora de Seguridad Ciudadana y Policía Municipal.

“Es importante recordar que quienes circulan con vehículos deben tener la licencia de conducir, la tarjeta verde y seguro al día. Por su parte, en el caso de las motos, es obligatorio el uso del asco reglamentario”, remarcó Monzón.