Farmacias donan ibuprofeno inhalado a pacientes con prescripción médica

Read Time:1 Minute, 58 Second

Luego que la provincia anunciara el 17 de septiembre la autorización del ibuprofeno inhalado como tratamiento para pacientes con coronavirus, aún se espera la reglamentación de la resolución Nº 0654 del ministerio de Salud, que posibilitará la disponibilidad de la medicación en centros locales de atención a la salud, otorgaba a los médicos tratantes un marco legal.

Ya la semana pasada, un grupo de investigadores del Conicet, legisladores y ciudadanos presentaron una nota ante la Defensoría del Pueblo para que intervenga en la demora realizando gestiones ante el organismo provincial.

Un grupo de farmacias comenzaron a producir y vender ibuprofeno inhalado, bajo prescripción médica, para aquellos enfermos a los que su doctor les recomiende su uso como parte del tratamiento contra el covid.

Bárbara Peiró es una de las farmacéuticas que tiene esta medicación a la venta y comento que forman parte de una red de “farmacias formulistas” que producen ciertos remedios, y “ante esta situación que se requiere, está dentro de nuestras posibilidades y es una necesidad se produce”, argumentó.

También aclaró que su uso es por indicación médica: “Es el profesional el que evalúa la necesidad del paciente, el que ve cómo satura el oxígeno, si tiene una neumonía, cómo se va a aplicar y dónde. Si considera ese tratamiento, el paciente viene a la farmacia con la receta y nosotros preparamos el ibuprofenato que la persona precisa”, explicó Peiró.

Consultada por el costo del ibuprofenato, la farmacéutica indicó que no es caro, pero contó que lo están donando a los pacientes que lo necesiten.

“Gran parte de la red tomó la decisión de entregarlo sin cargo, en gran parte a modo de solidaridad frente a esta situación que estamos viviendo como aporte de la parte farmacéutica para paliar este momento. También para que se visibilicen los aportes que podemos hacer”, sostuvo.

Remarcó que cuentan con la posibilidad de producirlo en tiempos menores a los laboratorios. “Muchas veces no se tiene en cuenta nuestra actividad en este sentido, y en este momento queda claro que podemos llegar con rapidez a dar solución a la población, que si tuviera que esperar a que se produzca en laboratorios no contaría ahora con la medicación”.

Las farmacias realizan la producción a medida que van recibiendo las prescripciones y a las 24 o 48 horas lo entregan al paciente.