Este fin de semana se llevará a cabo el tradicional encuentro que este año, por los protocolos sanitarios y de seguridad, se traslada al anfiteatro Juan de Garay, en el Parque del Sur. Se cobrará entrada y con lo recaudado se comparan pañales y alimentos no perecederos.

El anfiteatro Juan de Garay, en el Parque del Sur, será el escenario del 34° Festival Folclórico de Guadalupe. La cita es para este viernes 4, sábado 5 y domingo 6, desde las 19.30 horas. Esta mañana, el intendente Emilio Jatón, junto a organizadores del evento, realizaron la presentación oficial en la que se informó, entre otras cosas, el costo de la entrada, los servicios que se prestarán y los protocolos a aplicarse para que el encuentro sea cuidado y seguro.

Es importante recordar que es una propuesta musical y solidaria porque lo recaudado con las entradas, con un valor de $300, se destinará a la compra de pañales y alimentos no perecederos para el Hospital de Niños, el área de Neonatología del Nuevo Hospital Iturraspe y Cáritas. También vale destacar que el nuevo lugar para el festival fue elegido a partir de las normativas oficiales con relación a cantidad de público, el pase sanitario que se pedirá en el ingreso, el distanciamiento y las demás medidas preventivas.

Durante la presentación, el intendente, el secretario municipal de Educación y Cultura, Paulo Ricci; el subsecretario de Turismo de la provincia, Gabriel Kovacevich; y el presidente de la Comisión Organizadora del Festival, Oscar Roa, brindaron detalles del evento. Además, el grupo Los Caldenes y Efraín Colombo le pusieron música al lanzamiento, anticipando las actuaciones que compartirán el domingo en el escenario.

“En tiempos difíciles hay que tomar definiciones”, dijo Jatón, sobre la decisión de trasladar el festival al sur de la ciudad y destacó que “esto se logró gracias al diálogo. La pandemia sigue, por lo que existía la posibilidad de no hacer el festival pero con la comisión decidimos adaptarnos a los tiempos y hacerlo en en el anfiteatro. No va a haber reposeras pero sí cómodas butacas; y los puestos estarán en la plaza, a pocos metros”, explicó.

Para cerrar, aseguró que “el festival de Guadalupe es de Santa Fe y hoy teníamos que adaptarlo a los tiempos que estamos viviendo. Es un momento histórico y por eso agradezco a la comisión organizadora haber estado a la altura de las circunstancias, porque es todo un desafío hacer este evento en tiempos de pandemia. A los vecinos les pedimos que se acerquen y que nos ayuden, porque para esto contamos con la responsabilidad individual y colectiva”.

Cumplir con los protocolos

Por su parte, Ricci manifestó que “fue la Municipalidad la que puso a disposición el anfiteatro del Parque del Sur para que se pudiera realizar el festival”, con el deseo de que vuelva en sus próximas ediciones a su escenario natural, al lado de la basílica de Guadalupe. Vale recordar que el anfiteatro Juan de Garay está a punto de cumplir el primer año de su reapertura, luego de la puesta en valor.

“Cuando asumimos la gestión municipal nos propusimos la renovación del anfiteatro y la pandemia confirmó que la ciudad necesitaba lugares como estos en óptimas condiciones para garantizar espectáculos públicos de calidad, con todas las comodidades y el distanciamiento que hoy se necesita, y al aire libre. Por eso, nos complace acompañar en la realización de este festival tan querido por los santafesinos”, destacó el secretario.

Posteriormente, mencionó la importancia de que en el lugar se pueda realizar el control sanitario, con la medición de la temperatura y la sanitización correspondiente; el doble acceso; la permanencia con el barbijo de los espectadores; y el distanciamiento social necesario. “Más allá de los cambios, celebramos la posibilidad de hacer el festival y colaborar con la comisión organizadora. Esperamos que la próxima edición sea en su escenario tradicional”, finalizó.

Fin solidario

Con emoción y expectativa, Oscar Roa destacó que “este año será diferente porque se traslada al anfiteatro del Parque del Sur, que está totalmente renovado y es un orgullo poder hacerlo allí, donde la gente va a estar cómoda y cuidada”. En este sentido, explicó que esta edición no se hace en la plaza del Folclore ante la necesidad de ajustarse a los protocolos sanitarios por la pandemia.

En el anfiteatro, el aforo es del 70% y para controlar la cantidad de público que ingresa, se cobrará una entrada que se podrá adquirir en www.plateavip.com.ar y los puntos de venta. “El festival no va a perder el espíritu solidario porque todo lo que se recaude con la entrada nos va a servir para comprar alimentos no perecederos y pañales, los que año a año la gente trae a la plaza”, destacó Roa.