Durante el fin de semana largo por el Día del Respeto a la Diversidad Cultural se movilizaron en todo el país 4.273.500 turistas y excursionistas, los que gastaron 17.718,5 millones de pesos, un 55,7% más que en la misma fecha de 2019 y la cifra más importante de la última década para este feriado, con ocupación plena en numerosos destinos, lo que confirmó el furor por el turismo luego de flexibilizarse las restricciones sanitarias en el sector, impuestas en la pandemia por el Covid-19.

El gasto diario de los turistas fue de 2.700 pesos per cápita y la estadía media fue de 3,3 días, con un gasto total de 14.701,5 millones de pesos, lo que significó un 334,5 por ciento más que el mismo período de 2019, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entidad que puntualizó que “nunca un octubre se había visto tanta gente viajando, lo que deja un panorama muy alentador de lo que podría ser el verano”.

Sobre el tipo de alojamiento, el 41% prefirió hotel, el 33% ocupó un inmueble de su propiedad y el 17% alquiló un departamento, casa o cabaña. En este marco, el 61,6% hizo reservas previas.

Hubo ocupación plena en las provincias de Neuquén, Mendoza, Entre Ríos, Salta, San Luis, Chubut, Catamarca, Corrientes y Misiones, mientras que en los principales y tradicionales destinos turísticos la ocupación fue la siguiente: Bariloche, 100%; Villa Gesell, 93%; Iguazú, 90%; Calafate 85%; Mar del Plata y Ushuaia 80%.