Informe Ciudad de Santa Fe.
COVID-19 /// 08/09/2020

Read Time:5 Minute, 0 Second

1
KOFMAN E. (2020). COVID’19 en Depto. La Capital. Algunas proyecciones. CONICET

Actualmente, la ciudad de Santa Fe se encuentra definida como zona de transmisión viral comunitaria con un tiempo de duplicación de 7 días y con un índice de contagio de 14,7%.
Al observar la curva de contagios de las últimas semanas, la evaluación de los % de ocupación de camas y la previsión de las próximas semanas, el panorama para nuestra ciudad es preocupante, por ello es que se deben llevar adelante nuevas y más fuertes medidas de prevención y restricción frente a la pandemia por COVID-19.

El grupo etario más afectados es de los adultos jóvenes entre 30 y 39 años, con una media de 35 años (el 30% de todos los casos), en su gran mayoría de clase trabajadora y clase media, media alta. Solo un 11% corresponde al grupo de adultos mayores de 60 años.

Su principal fuente de contagios esta en las reuniones sociales y familiares, que luego impactan en sus lugares de trabajo. Los casos más resonantes en la ciudad en estas ultimas semanas, estuvieron todas vinculadas a este tipo de encuentros.
Respecto a los trabajadores de salud, es bajo el porcentaje de afectación (solo el 7%), pero hay un aspecto que los números no muestran: se encuentran cansados y, fundamentalmente decepcionados, frente al incumplimiento de las medidas de restricción por parte de gran parte de
la sociedad.
En una investigación realizada por el Dr. Ernesto Kofman sobre la evolución de las curvas de contagio en el departamento La Capital, las cuales son realmente preocupantes, el autor llega a las siguientes conclusiones:

  1. “De persistir en el tiempo este ritmo de contagios, el modelo proyecta llegar hasta más de 400 casos diarios a principios de noviembre, con más de 100 pacientes en terapia intensiva en dicho momento y acumulando un total varios cientos de fallecimientos hasta principios del año que viene.
  2. El distanciamiento social es insuficiente. De persistir así, el costo humano será muy alto. Además, de sostenerse esta velocidad de crecimiento, es probable que el sistema sanitario tenga problemas a mediano plazo. Al respecto, el modelo sólo proyecto el número de camas de terapia ocupadas por casos de Covid-19 de pacientes residentes en el Dpto. La Capital. Sin embargo, los sanatorios y hospitales de la ciudad de Santa Fe reciben además pacientes de otros departamentos de la Provincia, por lo que es esperable una mayor ocupación.
  3. Cualquier medida de distanciamiento estricto que se tome tiene efecto en la curva de contagios recién 11 días después. Sin embargo, la curva de ocupación de terapia sigue creciendo hasta más de dos semanas después de tomadas las medidas. Teniendo en cuenta que R=1.55 implica que los nuevos casos duplican cada 12 días, aplicar medidas con 20 camas de terapia ocupadas, implica irremediablemente llegar a más de 50 camas de terapia (suponiendo que las medidas son lo suficientemente estrictas para llevar R por debajo de 1)”1

Sobre el contexto y las personas.
Han sido múltiples los debates, lecturas y análisis para pensar soluciones efectivas con el fin de lograr la adhesión de la ciudadanía a las medidas de cuidado y protección, buscando legítimamente evitar el colapso del sistema con el fin último de GARANTIZAR EL DERECHO AL ACCESO A LA SALUD.
Estamos en instancias que nos vuelven a interpelar para encontrar respuestas y así soluciones, pero entendemos que la práctica es conjunta un Ministerio de Salud que pueda realizar campañas de prevención, el rastreo y seguimiento de pacientes positivos, garantice su salud y promueva las medidas de contención emocional de los pacientes entre tantas otras medidas como se viene realizando.


Los efectos en la salud mental de la ciudadanía ya están siendo visibles, las respuestas negacioncitas, de oposicionismo y notables conductas de riesgo nos hacen pensar en una población que realiza esfuerzos por negar lo mortorio (la muerte) para poder seguir adelante sus vidas con la carga angustiante que este proceso ha dejado. “No existen ni los que se cuidan, ni
los que atentan con los que nos cuidan”, en este contexto nos encontramos con la inevitable realidad de que no todo sujeto que compone el tejido social cuenta con los mismos recursos psíquicos para afrontar la adversidad y nos muestra la distinta plasticidad psíquica para adaptarse. Por ello el mensaje debe ser orientado desde el autocuidado y la preservación de la propia vida y de los que amamos. Pero ni esto alcanzará a todos y todas.

Pero el análisis de la realidad de la conducta social nos expone que no es suficiente, por ello la necesidad de articular y estar acompañados por el municipio en todas las medidas necesarias de control y restricción para proteger la salud y la vida de los santafesinos. El acompañamiento de los medios de comunicación –oficiales y privados-, implicándolos desde
su responsabilidad ineludible para que el mensaje que se transmita traiga consenso y no genere miedo ni confusión o suspicacia, que se haga hincapié en el cuidado de la salud propia y ajena.


Pues es indiscutible que el temor y la alarma excesivas a la que está expuesta la población, primordialmente por sobreinformación, son poderosos depresores del sistema inmunológico comprobados desde la ciencia empírica.


Sobre las propuestas.
Por todo lo establecido hasta aquí en el informe, si bien la situación dada a la fecha no afecta a que se mantenga suficiente y adecuada la capacidad de respuesta del sistema de salud de la región a la demanda sanitaria, se estima conveniente adoptar medidas que morigeren la movilidad de las personas para no favorecer el aceleramiento exponencial de los casos
confirmados de COVID-19 y la consiguiente tensión del sistema sanitario.
Por lo consiguiente le pedimos se solicite a la autoridad de gobierno, que se apliquen iguales medidas a las adoptadas en el departamento Rosario, según decreto 0944 del 04/09/2020.
Así mismo, se propone que se realice una comunicación clara a la comunidad santafesina sobre las nuevas normativas y acompañar desde el sistema de seguridad para su cumplimiento.