La Empresa Provincial de la Energía tiene en este momento 346 empleados aislados en toda la provincia.

La mayoría de ellos están ubicados en Rosario y la ciudad de Santa Fe. Se trata de aproximadamente de 200 personas a cargo de la distribución y el resto dentro del área administrativa. 

Hugo Ceré, vocero de la EPE, expresó que, sin embargo, “a esta hora todo el sistema se encuentra en funcionamiento. Salvo algunos reclamos puntuales de baja tensión en un número mayor al de un día normal con 25 grados”.

No obstante, advirtió que ante posibles inconvenientes por la ola de calor de esta semana, se demorarían las reparaciones por la falta de personal. 

Además, Ceré pidió a los usuarios “colaborar, en esta época del año, con la utilización de los aires acondicionados en 24 grados”.