Las unidades de testeo territorial dispuestas en la ciudad por el Ministerio de Salud provincial se encuentran abarrotados desde hace algunas semanas, por lo que las autoridades sanitarias solicitaron a la población que cuenta con obra social o prepaga que asista al sector privado para realizarse tanto el test rápido como el PCR.

Sin embargo, desde el Colegio de Bioquímicos de Santa Fe aseguran que son escasas las obras sociales que realmente cubren el estudio, y en el caso de IAPOS lo hacen a través de reintegros. “Santa Fe tendrá un 10, 15% de convenio para PCR; para test rápidos son muy pocas las que han convenido la realización. Si nos ponemos a pensar, las obras sociales se han dormido en este tema, pero se han dormido a conveniencia de ellas porque ya a esta altura, habiendo pasado un año, los test rápidos deberían estar en un determinado valor para que el afiliado pudiera hacérselo aunque sea dos veces al año”, dijo Carlos Ahumada, presidente de la entidad.

En caso de Iapos “para los test rápido, ninguno de los departamentos tenemos convenio para realizarlos. Estamos en tratativas de arreglar inmediatamente porque tenemos una red de laboratorios que podría brindar este servicio en forma rápida y descongestionando al sector público”, agregó.