Los grupos de los 17 espacios se reunieron en la Estación Facundo para celebrar, compartir y visibilizar el trabajo diario de los dispositivos locales que integran uno de los proyectos sociales más importantes de la gestión municipal.

Más de 200 personas que participan activamente de las 17 Estaciones municipales celebraron el cierre de año en un encuentro que se desarrolló en la Estación del CIC Facundo. Durante la jornada, se establecieron distintos andenes para ser recorridos, intervenidos y experimentados por las vecinas y vecinos, con el objetivo de compartir y conocer las propuestas que se desarrollan en cada estación.

De este modo, quienes se acercaron a formar parte del festejo pudieron ver la labor que se desarrolla en todos los espacios, pero también formar parte de ella. Entre otras cosas, se confeccionaron y decoraron colitas para el pelo, se armaron plantines con la correspondiente identificación, se pintaron láminas decorativas, se elaboraron comidas para compartir y se diseñaron calendarios, entre otras. También hubo música en vivo y baile para disfrutar de una espléndida tarde de verano.

Mariano Granato, secretario General del municipio, expresó que las estaciones municipales “tienen la pretensión de conectar 17 lugares con la presencia del Estado municipal en barrios distintos y estos encuentros sirven para intercambiar y vincularse. Como plantea el intendente Emilio Jatón, a través del proyecto de estaciones estamos asumiendo la responsabilidad de estar donde más se necesita, jerarquizando a la ciudadanía como centro de la acción del Estado”, dijo. 

En referencia al festejo, calificó como primordial que cada uno de los espacios comparta lo trabajado durante el año: “De ese intercambio es que creemos que se pueden empezar a consolidar los lazos sociales, que son el corazón del proyecto de estaciones”. 

“Es el festejo de un año muy complejo para las políticas sociales, pero ya proyectamos lo que viviremos en conjunto en 2022. Sabemos que queda mucho trabajo por realizar, las Estaciones son un gran proyecto social que se construyen con la gente, pero este es un gran comienzo”, finalizó.

Acompañar proyectos de vida

La secretaria de Integración y Economía Social, Ayelen Dutruel, compartió que la intención es “que cada equipo muestre lo que hace todos los días, lo que se construye y se proyecta, pero que también conozca qué hace el resto”. En ese sentido, señaló que “las estaciones municipales representan aquel proyecto en común de cada barrio, de cada grupo de vecinos, vecinas, niños, niñas y adolescentes, y hoy están mostrando lo que construyen colectivamente en cada uno de los barrios de nuestra ciudad”. 

La funcionaria aseguró que “el sistema de la política social de estaciones es el eje central de la gestión y es parte de ese entramado comunitario, por eso queremos celebrar este fin de año todos juntos”. De este modo, estableció que las Estaciones “son lugares de apoyo y de acompañamiento ante situaciones complejas pero también son lugares de disfrute y en los que se puede participar de actividades de todo tipo: artísticas, recreativas, deportivas y de capacitación laboral”.

Experiencias compartidas

Gabriela participa del taller textil de la Estación Villa Teresa y llegó al festejo para compartir su trabajo en el andén de costura. Turbantes y colitas para el pelo fueron cosidas por ella y su grupo de compañeras para regalar en el evento. Además, la actividad fue colaborativa: muchas de las personas que pasaban por el andén, sumaron su aporte.

Gabriela cuenta que el taller empezó a funcionar hace dos meses, con una profesora a cargo. Hoy se reúnen dos veces a la semana para aprender a usar las máquinas disponibles en la Estación. Pero también, relata que con el grupo de mujeres, “muchas veces nos juntamos para arreglar algo o para practicar, pero fundamentalmente, para compartir una charla”.

Los chicos de la Estación Colastiné estuvieron presentes compartiendo muffins de elaboración propia en el andén de cocina, entre otras actividades que realizan en el espacio del distrito La Costa. María es coordinadora de la Estación y cuenta que chicos y jóvenes que participan del taller, hornearon los productos para decorarlos junto a quienes se animaran a compartir la actividad. 

Abel es uno de los chicos que participó de las tareas. Con dulce de leche, granas y figuritas de mazapán, pasó la tarde decorando muffins y ofreciéndolos a los visitantes. “Estoy re contento, me encanta esto”, aseguró.

El andén ecológico fue otro de los puestos sugeridos. A través de un juego creativo, el espacio ofreció plantines a quienes pasaban, provenientes del Vivero Municipal. Fernando, uno de los profesores a cargo del espacio, comentó que se escribieron los nombres en banderines y se colocó la denominación a cada plantín. Y se proponía sumar una receta que se pueda hacer con esa especia o fruto.

Roberto llegó desde la Estación Alto Verde para contar el proceso que llevan adelante en ese espacio. “Trajimos tomates, mandarinas y pimientos para repartir entre los presentes. Tenemos una pequeña huerta donde los chicos hacen los plantines con las profes que van a la estación. Los chicos están encantados de cultivar la tierra. Es un lugar donde mucha gente tiene huerta, las visitamos y les llevamos semillas”, completó.