La concejala del Frente Progresista presentó proyectos que piden respuestas en relación al informe que detectó que el agua en barrio Candioti Sur no era apta para consumo humano. Además se indaga sobre el desperdicio del recurso, las sanciones para la empresa y medidas preventivas a futuro.

La concejala Laura Mondino (Frente Progresista Cívico y Social) presentó dos pedidos de informes relacionados a los estudios que confirmaron que el agua potable no era apta para consumo humano en el barrio Candioti Sur. Además hizo referencia al desperdicio del recurso durante las tareas de purga de las cañerías y tanques.

“Nos preocupa el cuidado del agua en Santa Fe y por eso desde el Concejo Municipal pedimos que la Municipalidad  eleve un pedido de informes a Aguas Santafesinas. Queremos saber qué pasa con la prestación del servicio, qué cañerías fueron purgadas y  cómo la empresa resguarda la calidad del agua”, detalló la concejala.

Los proyectos también solicitan información en relación a cuántos litros de agua estiman que se pueden haber perdido, dónde y de qué manera se descartó el agua no apta para consumo humano y qué impacto ambiental puede llegar a generar esta disposición.

“Estamos frente a una situación de gravedad que tiene que ver con la salud comunitaria, pero también con el cuidado del ambiente. Por eso también estamos indagando al Enress respecto de cuáles van a ser las medidas sancionatorias frente a esta situación” completó, y remarcó “el carácter de servicio público y la importancia que reviste la provisión adecuada de agua corriente para la población”.