El gremio de los empleados bancarios acordó con las cámaras empresarias una paritaria anual del 60%, en línea con las nuevas proyecciones de inflación para el 2022. El incremento tendrá lugar en cuatro tramos y contará con dos instancias de revisión hacia fin de año.

Según informó el sindicato, habrá en primer lugar un aumento de 6,1% para el segmento enero-abril, de 18% de mayo a junio, luego otro️ 17% de julio a septiembre y por último un cuarto reajuste de 8,9% de octubre a diciembre.

“Se llevó a un acuerdo salarial retroactivo al 1 de enero sobre los sueldos que había en diciembre de 2021. El total del acuerdo es un 60% y queda una cláusula abierta de revisión. Arrancamos con el 16,1% para el primer trimestre, en 34,1% para el segundo trimestre a partir del 1 de abril, y a partir del 1 de julio se transforma en el 51,1%, llegando a octubre con un 60% y vamos a tener dos revisiones durante el año si la inflación supera esos valores”, detalló Claudio Girardi de La Bancaria.

En este sentido, destacó la conducción de La Bancaria en relación a la medida de fuerza realizada días atrás y responsabilizó a los banqueros respecto de la falta de voluntad de pagar el aumento salarial en relación a la inflación que pronostican. Por lo tanto, celebró el acuerdo salarial abordado para que los trabajadores bancarios “no pierdan poder adquisitivo”.

En cuanto al sueldo mínimo para un trabajador bancario, Girardi sostuvo que se va a un monto de casi 142 mil pesos al primer tramo.

“Es normal que los banqueros hagan este tipo de cosas para la sociedad argentina. Nos ponen de rehén a los trabajadores bancarios. Nosotros fuimos por un acuerdo salarial conveniente para los trabajadores. Creo que está logrado y esperemos que la inflación no supere ese marco”, expresó el dirigente sindical.

Por último, adelantó que seguirán exigiendo otras condiciones laborales relacionadas a la cantidad de puestos de trabajo, el cese de cierre de sucursales, entre otros reclamos.