Desde el pasado martes, una gran cantidad de vecinos de Santo Tomé se encuentran con problemas en el servicio de agua potable. Ello es debido a la rotura de un caño entre Sauce Viejo y Devío Arijón, que abastece a las tres cisternas conectadas al acueducto de la vecina ciudad.

Posteriormente, Aguas Santafesinas hizo una reparación provisoria, mientras se aguarda la construcción de una pieza que resolvería definitvamente el incoveniente.

La directora de Gestión de Proyectos y Obras de Santo Tomé, comento que los barrios más afectados son Sargento Cabral, Zaspe, Las Vegas y Adelina Centro, “los vecinos tienen agua, pero con muy baja presión”, además indicó que el servicio se normalizaría entre el jueves y viernes de esta semana.