Desde el Colegio de Médicos se expresaron en contra de la posibilidad que inspectores municipales puedan realizar test de alcoholemia sin presencia de personal médico presente. Aunque desde la Municipalidad aclararon que la tecnología de los nuevos alcoholímetros permite que cualquier persona, previa capacitación, puedan manipularlos; los mismos ya vienen listos para usar y no es necesario prepararlos con los reactivos.

Carlos Alico sostuvo que “entendemos que un profesional médico en un acto médico debe estar presente, claramente. Si los argumentos son por falta de recurso humano o por costos, me parece que esa no puede ser la causa; evidentemente, el manejo de una tecnología puede ser aprendida por cualquiera pero el sentido de la precisión médica va por otro lado, por la garantía que el procedimiento se haga teniendo claramente conocimiento que hay índices de error producto de estos aparatos, no son infalibles.

Entonces, nosotros estaríamos de acuerdo, primero en que haya profesionales, y segundo que podemos sentarnos a conversar qué es lo mejor que podemos hacer para la comunidad”.

Por otra parte, el médico destacó la importancia del contacto profesional con aquellas personas que puedan estar imposibilitados de continuar conduciendo. “Sabemos que hay personas que por alcoholemia o narcolemia no están en condiciones de continuar y eso sí debe ser evaluado por alguien tenga conocimiento, so solamente que tenga una matrícula, sino que tenga conocimiento de qué conductas tomar en ese momento preciso y qué resolución puede darse para beneficio del tercero, para el beneficio de los transportados y, por qué no decirlo, para beneficio de quien va conduciendo el vehículo”.