El Gobierno nacional confirmó que sostendrá los 46 mil millones de pesos que estaban previstos en el presupuesto (que fue rechazado en el Congreso) para subsidiar al transporte de pasajeros del interior. Con este anuncio, desde el Ejecutivo provincial confían en que se logre destrabar el conflicto paritario que hay entre empresarios y el gremio de la UTA.

“Tuvimos una reunión en el Ministerio de Transporte de la Nación donde nos dijeron que se comprometían a pagar esos 46 mil millones. Esto implica un aumento y una ayuda importante para cubrir la discusión paritaria. Pero los empresarios dicen que con eso no alcanza y hay una amenaza de paro para el día martes”, explicó el secretario de Transporte provincial, Osvaldo Miatello.

De acuerdo al funcionario, al incrementarse los fondos nacionales, la provincia también aumenta el aporte que hace para sostener el transporte. Con esto, desde el gobierno de Santa Fe confían en que se podrá destrabar el conflicto paritario.

“Hay una última reunión el lunes, yo espero que no haya paro. En el caso de Santa Fe no se les adeuda un centavo a los choferes. Lo que se está discutiendo son los salarios, podría haber margen para el diálogo sobre todo teniendo en cuenta el aumento de subsidios”, confió Miatello.

Cabe destacar que el reclamo gremial tiene que ver con la exigencia de los choferes del interior del país que piden cobrar lo mismo que se les paga a quienes cumplen servicio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

Según informaron desde la UTA mediante un comunicado, a la fecha no hubo avances significativos en ese sentido. En el caso de no tener novedades antes del próximo martes, día en el que se vence la conciliación obligatoria, habrá un paro de 72 horas.