El candidato electo por “La Libertad Avanza”, Javier Milei, se vacunó contra el coronavirus, pese a las críticas y la desconfianza que manifestó públicamente respecto a la campaña de inmunización.

“No soy antivacunas, soy re provacunas”, dijo este lunes, en declaraciones periodísticas, luego de que se viralizara por redes sociales una imagen que lo muestra con barbijo, junto a una vacunadora, recibiendo un pinchazo en su brazo izquierdo. Milei está inoculado con dos dosis de Sinopharm. La primera se la aplicó en la Mezquita de Palermo y la segunda en Vélez, que es la foto que se viralizó.

“Aquellos que me tildaron como antivacunas quedan expuestos como mentirosos y quieren cargar el tema (de la vacunación) como una contradicción mía. En esa costumbre de poner todo en formato binario, lo más fácil para la progresía es decir que era antivacunas”, agregó.

Sin embargo, hace apenas un mes, durante el debate televisivo previo a las elecciones, fue él quien reconoció que no había querido inmunizarse por la “evaluación de renta-riesgo, porque yo no soy un grupo de riesgo”. “¿Sabés qué?”, añadió entonces endureciendo el discurso, “por algo piden cláusula de indemnidad… porque no están todas las vacunas bien probadas”.

“Me tuve que vacunar porque no vivo de la política ni del Estado. Para facturar necesito dar conferencias en todo el país y en el exterior”, señaló.

Y agregó: “Son los costos que tengo que pagar para seguir defendiendo las ideas de la libertad más allá de la Argentina”.

El economista tiene previsto brindar conferencias en Miami, Nueva York y Washington DC, como así también dará charlas en Uruguay, Chile, México, Colombia, Ecuador y España.