Los topes de facturación de cada categoría de la tabla del monotributo y los importes a pagar cada mes subirán en enero un 52,67% en relación con los valores vigentes, según informaron fuentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip)

Desde 2018, las variables del régimen del monotributo se ajustan cada mes de enero según el incremento acumulado por las jubilaciones del sistema general de la Anses en el año previo.

En 2021, el índice de movilidad fue de 8,07% en marzo, 12,39% en junio y 12,12% en septiembre, y será de 12,11% en diciembre. Entonces, el nivel de suba que se les debería aplicar a los valores de facturación admitida en cada categoría es de 52,67%.

Y en igual porcentaje aumentan los importes correspondientes al componente impositivo y a los aportes al sistema previsional y a la obra social que rigen en el sistema.

Al aplicarse para 2022 un alza de 52,67% sobre la tabla vigente, es posible estimar que las facturaciones máximas para estar en el régimen llegarán a $ 3.969.420 (actividades de servicios) y $ 5.648.790 (monotributistas dedicados al comercio). Tener ingresos superiores obligará a los contribuyentes a dejar el sistema del monotributo para pasar al régimen general.

De no haber modificaciones los valores de actualización para este 2022 serian los siguientes:

Los nuevos valores del componente impositivo parten de un pago mensual para la categoría “A”, la más baja -con una facturación anual de hasta $564.879-, que subirá de $2.646,22 hasta diciembre, a $4.039,98 desde enero 2022, en el caso de prestación y locación de servicios.

Para la categoría “B”, con ingresos de hasta 839.685 pesos, la cuota mensual será de $4.517,43, y en el caso de la “C” con un límite anual de $1.175.559, pagará un aporte de $5.164,24.

Para la categoría “D”, con un límite de $1.618.303, la cuota mensual será de $6.089,77.

La “E” pagará $7.990,05 -hasta $2.137.380-, la “F” $9.574,63 – hasta 2.671.725- y la “G” con ingresos por $3.206.070, tendrá una cuota mensual de $11.167,61.

Para quienes queden en la categoría “H” -la máxima para el sector servicios-, que registren ingresos anuales de $3.969.420, el aporte subirá de $12.789,38 a $19.525,54.

De ahora en más solo para venta de cosas muebles, en la categoría “I”, el límite anual será de $4.442.697 y la cuota mensual de $23.419,08, mientras que la “J” con $5.091.544,50 pagará una cuota por mes de $26.896,02.

En tanto, para quienes tributan en el Régimen Simplificado de Impuestos y se dedican a la venta de bienes muebles, el máximo de facturación admitido se incrementó a $5.648.790, y pasarán a abonar una cuota mensual de 30.400,78 pesos en la categoría “K”, la más alta.