El gobernador de Jujuy y titular del radicalismo, Gerardo Morales, ratificó que será candidato a presidente en 2023 y afirmó que el próximo será “un gobierno de transición” que deberá “terminar con la mirada cortoplacista” para “resolver el problema de la inflación”.

“El que venga en 2023 va a ser un gobierno de transición, que va a tener que resolver la macro, el tema del déficit fiscal, pero esas son medidas importantes pero contingentes. Las medidas importantes están en cómo cambiamos el país a futuro y eso es responsabilidad de la política”, enfatizó Morales.

Durante su visita a la provincia de Chubut, donde participó del primer Encuentro de Mujeres Radicales y estuvo presente en la asunción de las autoridades del comité radical de Puerto Madryn, el gobernador de Jujuy consideró que hay que “terminar con la mirada cortoplacista” para “resolver el problema de la inflación que es lo que más golpea”.

“Por eso yo personalmente y el radicalismo estamos impulsando este debate, con este sentido parados en el medio. Ni en el populismo, ni en el neoliberalismo, parados en el centro, con responsabilidad y de ahí no nos vamos a mover”, puntualizó.

En declaraciones a la prensa local, el titular del radicalismo planteó su “intención” de ser candidato a presidente en 2023 y prometió “trabajar para eso”.

“El gran responsable del descrédito de la política es el Gobierno, el Frente de Todos y esa ola nos agarra a nosotros. Acabamos de gobernar hace algo más de dos años y acabamos de defraudar a un conjunto de la sociedad que tenía muchas esperanzas en nosotros”, reconoció Morales respecto a la gestión del gobierno de Mauricio Macri.

En esa línea, reflexionó: “Creo que Juntos por el Cambio tiene que pararse en la realidad para aprender de lo que hicimos mal, porque éramos el mejor equipo del mundo para gobernar y así nos fue. Todos tenemos una responsabilidad”.

Para Morales, “el radicalismo está muy bien parado” de cara a las elecciones presidenciales del año próximo, motivo por el que piensan “presentar candidatos en todo el territorio nacional”.

“Necesitamos un país que no sea pensado solo con cabeza en el área metropolitana. Está claro que hay que pensar el AMBA, porque en la provincia de Buenos Aires nomás vive el 40% del país, pero el 40% de esos habitantes son del Interior, lo que muestra la falta de oportunidades que hay en el Interior”, resaltó el mandatario provincial.

Además, reiteró que el radicalismo continuará dentro de Juntos por el Cambio, pero envió un mensaje al interior del espacio: “Queremos una relación de respeto y simétrica, no somos furgón de cola de nadie. Eso no es algo que nos deben dar, eso es algo que tiene que ver con cómo nosotros nos paramos dentro de la coalición”.

Al referirse al movimiento Ni una Menos, el dirigente radical enfatizó: “Es una causa que abrazamos como fuerza política y que abraza la sociedad argentina e implica esta lucha cultural por terminar con la violencia de género. También nos reafirma que necesitamos un Estado presente, para aquellos que quieren un estado mínimo”.

“La UCR cree en tanto Estado como sea necesario y tanto mercado como sea posible. No creemos en el Estado sobredimensionado del populismo, pero tampoco en el mínimo del neoliberalismo”, concluyó.