El cofundador y CEO de Twitter, Jack Dorsey se refirió a la escalada de la inflación en Estados Unidos y advirtió que la situación podría llevar a una hiperinflación. Lo hizo a través de su cuenta personal y rápidamente tuvo repercusión mundial.

“La hiperinflación lo cambiará todo. Está sucediendo”, escribió contundente. El tuit se publicó cuando la inflación de los precios al consumidor se acerca a un máximo de 30 años en Estados Unidos y crece la preocupación en el mundo sobre las consecuencias que tuvo la pandemia de coronavirus en el aumento de los precios de los alimentos.

El viernes, el Presidente de la FED, Jerome Powell, reconoció que es probable que las presiones inflacionarias “duren más de lo esperado” y señaló que podrían prolongarse hasta “bien entrado el próximo año”. El líder del banco central de Estados Unidos agregó que espera que la Reserva Federal comience a retirar las medidas extraordinarias que ha proporcionado para ayudar a la economía.

La economía global está viviendo momentos de incertidumbre por la inflación. Tras el esfuerzo que están realizando los países para recuperarse de la post pandemia, desde el G20 los principales países miembros analizaron con preocupación una amenaza que parece extenderse por un tiempo más, la inflación.

El repunte en la actividad económica tras las restricciones impuestas por el coronavirus expuso la escasez en toda la cadena de suministros. Las empresas no están encontrando trabajadores, barcos ni combustible, lo que amenaza una recuperación incipiente.

Inflación en EEUU
El índice de precios al consumo en Estados Unidos repuntó en septiembre, impulsado por el aumento del costo de la energía y las interrupciones de la cadena de suministro mundial. Marcó así su nivel más alto desde 2008, cuando se elevó en medio de la crisis financiera global que se desató tras la caída de Lehman Brothers.

La inflación se aceleró en septiembre hasta el 0,4% respecto al mes anterior, frente al 0,3% registrado en agosto, según datos publicados el miércoles por el Departamento de Trabajo, mientras que los analistas esperaban que fuera plana. En comparación con septiembre de 2020, los precios subieron un 5,4%, más que el aumento interanual del 5,3% observado en agosto y marcó el nivel más alto en 13 años.

Si se excluyen los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, la inflación subyacente en septiembre fue del 0,2 %, con una tasa anual del 4 %.

Los precios de la energía subieron en septiembre un 24,8 % y los de los alimentos subieron un 4,6 %, según el informe del gobierno.