Después de varias semanas muy agitadas en materia de seguridad y reclamos al gobierno nacional, el gobernador Omar Perotti se reunirá hoy con los diputados y senadores nacionales por Santa Fe en Rosario con el eje puesto en la seguridad y en la necesidad de fortalecer la estructura de la Justicia Federal. Este no será el primer encuentro al que son citados los legisladores, ya que en diciembre del año pasado se habían reunido en Casa de Gobierno para dialogar sobre “acciones concretas y conjuntas como, por ejemplo, trabajar en el fortalecimiento del sistema de Justicia Federal”, según había detallado en ese momento el ministro Marcos Corach.

Desde las 10 en la sede de Gobernación se llevará adelante la reunión convocada por Perotti con los 19 diputados y 3 senadores que representan a la provincia en el Congreso de la Nación. Los legisladores coincidieron en que si bien no les comunicaron el tratamiento de un tema concreto, la atención estará puesta en la seguridad y en el funcionamiento de la justicia federal en Santa Fe. En ese sentido, se descuenta que el mandatario insistirá en hacer lobby en el Congreso para crear nuevos juzgados y fiscalías federales y dotar de mayores recursos al Poder Judicial en lo que refiere a las investigaciones sobre bandas criminales dedicadas al narcotráfico, que es delito federal.

Lo que se pretende es que haya un reclamo unánime de los parlamentarios de la provincia sobre la necesidad de sancionar leyes que prioricen a Santa Fe en razón de la gravedad de la crisis de seguridad.

El gobernador incluso agitó estos días el fantasma del efecto contagio. Dijo que el Estado nacional no puede permitir que estas cosas ocurran en su territorio y que lo que está pasando en Santa Fe se expanda a otras provincias.

Hasta el año pasado la creación de nuevos juzgados y fiscalías en la provincia estaba atada a la suerte de la mega reforma judicial para todo el país que impulsó el gobierno nacional en 2020 y que quedó varada en la Cámara de Diputados.

Fracasada esa estrategia, el gobierno provincial busca que legisladores propios y de los espacios opositores trabajen dentro de sus propios bloques en el Congreso para convencer a sus pares de que es urgente priorizar a Santa Fe. Es una tarea ciclópea, ya que el retraso y los problemas de la Justicia federal afectan a todas las jurisdicciones, Eso hace que para lograr que un diputado de otra provincia apoye un nombramiento para Santa Fe, pretenda una solución para su distrito. La gran pregunta es si los récords de violencia y homicidios dolosos pueden conmover esas lógicas de negociación que rigen en el Congreso nacional.

Uno de los avances que se dio el año pasado fue el acuerdo Nación-provincia para que Santa Fe sea la próxima en implementar el nuevo Código Procesal Penal nacional. Si bien ya se acordó el traspaso de un edificio en Rosario para el funcionamiento del fuero penal, la implementación concreta llevará largo tiempo.

En rigor, el de hoy será el segundo encuentro entre el gobernador y los legisladores nacionales para abordar este tema ya que en diciembre pasado –en medio de otro pico de la crisis de seguridad– los reunió en el Salón Blanco de Casa de Gobierno. Entonces Perotti y el ministro de Seguridad Jorge Lagna remarcaron la necesidad de trabajar en el fortalecimiento del sistema de Justicia Federal. “Si bien la seguridad fue una parte importante de la reunión, también hablamos del presupuesto, del fallo de la Corte Suprema y del proyecto del diputado Roberto Mirabella sobre nombramientos de fiscales nacionales”, había precisado en ese momento el ministro de Gestión Pública Marcos Corach.

Este nuevo encuentro llega después de algunas semanas agitadas, primero con los reclamos que hizo Perotti al gobierno nacional en su discurso de aperturas de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, al exigir “una estrategia federal, integral, coordinada, sostenible y transparente de lucha contra el crimen organizado” y una “inmediata presencia federal en toda su dimensión con más efectivos federales en los territorios más calientes, mayor control de las rutas de las mercancías y fondos ilícitos y, sobre todo, una estructura de Justicia Federal y penitenciaria más sólida y acorde al tamaño del problema”.

Un día después de aquel mensaje, el gobernador viajó a Buenos Aires junto con el intendente de Pablo Javkin para reunirse con el presidente Alberto Fernández y con el ministro de Seguridad de la Nación Aníbal Fernández. En ese encuentro, el Jefe de Estado se comprometió a enviar 300 gendarmes a Rosario y a impulsar el proyecto de ley para reforzar la Justicia Federal de Santa Fe. A su vez, el viernes pasado Perotti encabezó una reunión de trabajo junto con el director de Gendarmería Nacional, Andrés Severino, para abordar nuevas estrategias de seguridad y coordinar la distribución de los agentes de la fuerza en el territorio provincial. En esa oportunidad, el gobernador volvió a referirse a la necesidad de “trabajar con un proyecto para fortalecer la Justicia Federal en la provincia de Santa Fe”.