Durante la tarde del domingo, una persona que vive en un departamento, en un edificio ubicado en 4 de enero al 1500 se encontró con la puerta de su casa destrozada.

Luego de analizar qué le habían sustraído se dio cuenta que le faltaban 500 mil pesos.

Este monto de dinero pertenecía a la empresa familiar del dueño del departamento.  La víctima hizo la denuncia al 911 y la causa está en manos del fiscal Lacuadra.