La ministra de Salud, Sonia Martorano, no descartó que se vayan a realizar algunas restricciones por la escalada de casos de coronavirus en la región. Afirmó que podría haber reducción de aforos en algunos eventos y pidió que en la fiestas por Año Nuevo haya reuniones “con poca gente”. Anticipó “dos o tres semanas complejas” en materia de contagios.

Sobre la posibilidad de tomar medidas como hizo Córdoba, Martorano dijo: “Puede ocurrir reducción de aforos. Córdoba generó restricciones. Nosotros hoy tenemos un número manejable. Aumentaron los casos y la positividad, que hoy está en 13 por ciento; hace dos semanas hablábamos del 2 o 3 por ciento”.

La funcionaria provincial sugirió “reunirse con poca gente el 31 a la noche. Es un momento complejo. Serán dos o tres semanas. Esperemos que se amesete. Ya nos besamos y abrazamos en este tiempo donde hubo muchas habilitaciones. Hay que insistir con el barbijo”.

Martorano sugirió que las medidas restrictivas están atadas a dos situaciones: la vacunación y la ocupación de camas. En ese marco, precisó que a nivel provincial el 80 por ciento de la población está vacunada y la ocupación de camas es del 55 por ciento.