El pasado viernes se cumplieron 19 años de aquel 29 de abril de 2003 en el que el río Salado ingresó a la ciudad por una zona que no había sido cerrada en la defensa oeste y un tercio de Santa Fe se cubrió de agua. Esta situación afectó directa e indirectamente a 130.000 vecinos y vecinas y sumergió a un tercio de Santa Fe.

En un nuevo aniversario de esta fecha traumática y dolorosa tenemos la responsabilidad de seguir construyendo la ciudad que soñamos, siendo consecuentes con la memoria de aquellos días.

¿Cómo mejorar la ciudad? Sin duda, para una tarea de esta magnitud es necesario contar con la mirada de profesionales y vecinos para que podamos comenzar a desandar ese camino que nos permita construir esa Santa Fe inclusiva, moderna y sustentable que tanto anhelamos los santafesinos.

En este contexto, como aporte a esta discusión, desde el espacio Encuentro, queremos dejar a tu disposición el informe que publicamos a fines del 2021: “Riesgo y vulnerabilidad hídrica en Santa Fe”  del cual se desprenden aportes para pensar, planificar y transformar la ciudad en este aspecto tan caro a la memoria de los santafesinos.

Como señala el documento, el cambio climático esta afectando al mundo y a la ciudad, y requiere que nuestro abordaje sea de mayor integralidad. El conocimiento, la experiencia, la formación profesional, la voluntad y la memoria son grandes aliados para que el pasado no vuelva a repetirse.

Quienes entramos al mundo de la política convencidos de que es una de las principales herramientas para transformar esta ciudad en la que vivimos sabemos que las obras de riesgo hídrico pueden no traccionar votos, pero son decisivas para la calidad de vida.

La ciudad es responsabilidad de todos. A su vez, la construcción, mantenimiento y mejora de la infraestructura urbana, en este caso en lo que respecta a la mitigación del riesgo hídrico, es una tarea imprescindible.

Por eso queremos visibilizar los diagnósticos con los que contamos, debatir y construir consenso para alcanzar resultados concretos que nos permitan aprender definitivamente las lecciones que nos trae la memoria