Suspenden en la provincia todas las cirugías programadas e internaciones no urgentes

Read Time:1 Minute, 25 Second

Con una ocupación casi total de las camas críticas en la ciudad y la alta demanda de los recursos sanitarios en la región, (ocupación entre pacientes COVID y de distintas patologías) el Ministerio de Salud de Santa Fe ordenó este miércoles la suspensión de las cirugías programadas e internaciones no urgentes en los efectores públicos y privados del sur santafesino.

La medida excepcional, dispuesta por la repartición a cargo de Sonia Martorano, abarca a los departamentos Belgrano, Iriondo, Caseros, San Lorenzo, Rosario, Constitución y General López.

Busca evitar el colapso en el sistema de salud ante el incremento de casos de coronavirus: este miércoles se registró un récord en la provincia, con 588 nuevos contagios en la ciudad de Rosario.

El Ministerio ordena a los efectores públicos y privados de la región sur de la provincia “la suspensión y corte de todas las cirugías programadas e internaciones que no sean de carácter urgente”.

Además, desde este miércoles sólo se se autoriza solamente “la práctica de cirugías de urgencia”.

“La dinámica que genera esta pandemia es cambiante y estas disposiciones están sujetas a cambios constantes que serán evaluados y notificados a través del Ministerio de Salud de la provincia en caso de que la situación epidemiológica lo amerite”, indicó el comunicado oficial del Ministerio de Salud.

La medida se decidió tras el incremento de la ocupación de las camas críticas en la provincia.

“Se registra en la región una tasa de duplicación menor a 13 días, positividad de los testeos de 50% y ocupación de camas críticas superior al 85% en la provincia; por tal motivo esta situación amerita la adopción de disposiciones y/o medidas de carácter excepcional”, justificó el gobierno provincial.