En febrero, el caudal en la zona de la represa Yacyretá fue el menor en 115 años. Las embarcaciones de gran porte estuvieron imposibilitadas de subir y bajar el muelle. Se estima que la represa perdió alrededor de 100 millones de dólares por la caída.

La marca más baja registrada anteriormente era de 8.400 m3/s de caudal, que correspondía al año 1915.

El promedio del caudal del río Paraná durante del mes pasado fue de 6.600 m3/s, comunicó la Central Hidroeléctrica Yacyretá (EBY), el más bajo en los últimos 115 años.

En el primer bimestre del año la central binacional produjo 1.635 GWh de energía, mientras en el mismo lapso de 2021 generó 3.033GWh. Un número bastante menor para la entidad.

Los niveles actuales imposibilitan la subida y bajada de embarcaciones de gran porte en el tramo desde el muelle sur de Yacyretá hasta el río Paraguay y eso genera grandes pérdidas.

El bajo caudal también obligó a la suspensión de un procedimiento entre las binacionales Itaipú y Yacyretá para la apertura de sus esclusas.

El operativo estaba previsto realizarse entre el 6 y 12 de marzo para permitir el tránsito de convoyes con producción agrícola, pero fue pospuesto a la espera de mejores condiciones hidrológicas. Se estima que por la bajante del río y la baja generación, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) dejó de percibir 100 millones de dólares durante 2021 por causa de la merma de producción energética como consecuencia de la bajante histórica del río Paraná que afecta a diversos sectores.

“Las variaciones oscilantes del día podrían estar en el entorno de los 20 centímetros más o en menos asociados a modulaciones de potencia en Yacyretá, y a los factores meteorológicos locales puntuales”, indicó la entidad.