Agentes de la Seccional 11 realizaron anoche un operativo en una vivienda de Gutiérrez al 3300 y detuvieron a un joven de 31 años, que fue denunciado por “Crueldad animal” pero al cual le secuestraron un verdadero arsenal.

Con orden de la Fiscal María Laura Urquiza, los agentes procedieron al allanamiento y se secuestraron siete armas de fuego y cientos de municiones.

En detalles, estas fueron las armas secuestradas: 

  • 1 pistola semi automática calibre 22 Bersa con dos cargadores y 20 cartuchos 
  • 1 escopeta doble caño calibre 12 marca Tecnimec
  • 1 escopeta marca Hatsan calibre 12
  • 1 escopeta tat yuxta calibre 16
  • 1 carabina semiautomática calibre 22 largo
  • 1 carabina semiautomática calibre 17
  • 1 carabina de repetición  calibre 30


Además, se incautaron 390 cartuchos calibre 22; 19 cartuchos 9 milímetros; 20 cartuchos 30 milímetros; municiones para aire comprimido; y 182 cartuchos calibre 12.

Por ahora la fiscal ordenó su detención y que se lo impute por crueldad animal, mientras se investiga si tenía la documentación para la portación y el uso de las armas de fuego secuestradas.